San Miguel de Tucumán, Martes 2 de Septiembre de 2014.-Buscar en el sitio:Más servicios: Clic aqui para seguirnos por FacebookClic aqui para seguirnos por TwitterClic aqui para seguirnos por sindicación RSS FeedClic aqui para seguirnos por telefonía
10 usuarios on-line, 5 conectados en sesión.Agregar SDLG a favoritosSDLG como web de inicio





¡ Campeón de la República !
Si algo le faltaba a tan prolífera gestión, era un logro deportivo de gran embergadura.
Esto se logra a comienzos de 1960 y bajo la gestión De La Vega, pero claro, la semilla no había sido de otro que no fuera el propio Salmoiraghi.
A fines de 1959, el Consejo Federal de AFA, decide dar inicio al Torneo de Campeón de Campeones de la República de ese año.
Para aquella edición de un ya reconocido certamen a nivel nacional, convoca a los equipos campeones de cada liga, como genuinos representantes de las mismas.
Solo en los casos de Buenos Aires y provincia de Córdoba, estipula sea jugada una liguilla clasificatoria para elegir los representantes por las diferentes ligas que representaban a una y a otra provincia.
Entre los clubes participantes se encontraban mezclados equipos de ya reconocida trayectoria en el concierto del fútbol nacional, casos de Unión de Santa Fe, Atlético Tucumán y Central de Córdoba de Santiago del Estero, con otros hoy desaparecidos o en el mejor de los casos militantes en torneos de mucha menor valía –situaciones de Sportivo El Quequén de Oriente, Rosario Puerto Belgrano de Punta Alta, Sportivo Belgrano de San Francisco (Córdoba), Los Andes de San Juan y varios más-.
Atlético, contaba con un potencial enorme merced a figuras de la talla de Rafael Albrecht –luego capitán por varios años de la mismísima Selección Argentina-, Hugo Ginel –también jugador de la Selección Nacional en las Olimpíadas de Roma del 60-, Martín Canseco, Miguel “tanque” Muñoz, Rosalino Antonio Graneros y otros nombres que quedarían en la historia grande del deporte en nuestra provincia.


UN GRAN GRUPO. Algunas de las figuras de aquel equipo que tantas satisfacciones otorgaría al hincha atletiquense.

Este equipo venía de conquistar 3 torneos anuales consecutivos (los de 1957, 1958 y 1959), más Competencia del 57 y los de Honor del 56, 57, 58 y 59.
Como si fuera poco, su técnico, don Roberto Santillán, ya era un profesional reconocido en el país, al haber conseguido este mismo laudo a nivel nacional con el clásico rival hacía algunos años atrás.
Ante tamaña carta de presentación, no sería extraño que desde el arranque Atlético se erigiera en uno de los grandes candidatos y que con el transcurrir del año 59 fuera llegando a la meta prefijada.


A CANCHA LLENA. Miguel Muñóz, vence la valla santa y decreta el tanto para Atlético en un clásico jugado en el Monumental en 1959.

El comienzo sería fácil, le ganaría los puntos a Gorriti de Jujuy por estos no presentarse, logrando asi automaticamente su pase a la siguiente fase.
Luego, derrotaría por 4 a 3 a Los Andes de la provincia de San Juan-, para mas tarde hacer lo mismo ya en fase decisiva con Argentino de Mendoza en Cuyo y en tiempo suplementario (en el reglamentario habían empatado 1 a 1).
El Consejo Federal había decidido que de Semifinal en adelante, los partidos debían definirse en cancha neutral.
Neutral es un decir y más adelante esto se comprobará por los hechos.
Sportivo Belgrano de San Francisco (Córdoba) sería el próximo rival, el lugar, Bahía Blanca, más precisamente la cancha de Olimpo.
Los de la provincia mediterránea venían de golear 5 a 1 a Central Córdoba de Santiago y con una ventaja indisimulable de 14 días de descanso, mientras que Atlético hacía solo 4 días había dejado eliminado a los mendocinos.
Con goles de Murta en contra y Martín Canseco, el decano gana por 2 a 1 y obtiene asi su derecho a jugar la gran final de la República, contra Sportivo Quequén de Tres Arroyos, en circunstancias tan desfavorables como imparciales, a punto tal que en un principio se niega a jugar en las condiciones que estaba.
No había llevado médico, las sucesivas finales jugadas una tras otra casi sin tiempo de descanso, mantenían lesionados a varios de sus jugadores y como si fuera poco, el árbitro designado pertenecía a la liga del sur, misma en que militaba su rival que además, pese a que el reglamento estipulaba que debía jugar en cancha neutral, sería local por esas cosas de la organización del torneo.
La mediación del propio gobernador de la provincia, Don Celestino Gelsi y el compromiso moral de esos jugadores, finalmente llevaron a aceptar las vergonzosas condiciones impuestas por el Consejo y jugar el partido.
Aunque en la misma localidad, el escenario luego sería modificado ya que finalmente se jugaría en cancha del Club El Nacional, de la misma localidad.
Atlético distaba de ser candidato a ganar esa final.
En la mente de muy pocos de los presentes estaba la chance de que los tucumanos se queden con el título.


MEDIADOR. En la fotografía, el gobernador Celestino Gelsi, prolijamente vestido de blanco, dialoga con los jugadores de Atlético.

El decano presenta el siguiente equipo sobre el campo de juego: García; Gutiérrez, Ginel; Amaya, Graneros, Albrecht; Canseco, Tejerina, Muñoz, Ortega e Ibarra Castillo.
Sportivo El Quequén a Bosich; Ochoa, Paolucci; Sánchez, Rodríguez, O. Villar; Garnero, López, E. Villar, Leobono y Fernández.
Apenas 6 minutos de iniciado el partido, Albrecht supera la mitad de cancha y recibe una pase de calidad de Rosalino Antonio Graneros, ve mal ubicado a Bosich y remata de gran distancia decretando la apertura del marcador.


IMPARABLE. Aquel Atlético campeón tenía un oficio ofensivo en sus hombres, incluso desde su última línea. Era el fútbol que pregonaba don Roberto Santillán.

¡ Balde de agua fría para casi todos los presentes !, incluidos medios metropolitanos que no pueden salir de su asombro y describían como “proeza” la labor que estaban realizando los del norte.
En la segunda etapa, al minuto 29, sufriría la tan temida igualdad, el número 9 Villar es quien la consigue.
De allí en más ambos ajustan la marca en cada sector y entregan cada vez menos a nivel futbolístico, aunque cada vez más a nivel físico.
Se mantiene la paridad y se va a suplementario, los dos tiempos de 15 de solo servirían para que el espectáculo terminara de decaer, los jugadores de ambos estaban totalmente exaustos.
Llega al momento de definir el título, la absoluta paridad no deja otra salida que hacerlo desde el punto penal, y don Roberto Santillán, viejo zorro de esos torneos, tendría guardada una carta bajo la manga.
Resulta ser que Martín Roberto Canseco, portador de la número 7 en aquella final, se caracterizaba por rematar con tal violencia, que según rememoran los entrados en años cada pelota suya con dirección de arco era medio gol.
En aquella época, a definición desde los 12 pasos, el ejecutor debía ser el mismo jugador en todos los disparos por equipo.
Don Roberto Santillán decide apostar al que más fuerte le pega y no se equivoca, Canseco con su ya conocida pegada, a pesar del cansancio, convierte los 5 disparos de Atlético, mientras que Ochoa solo logra 3, marrando el 4º y coronándose así Atlético Tucumán, Campeón de Campeones del Torneo de la República.
Ni bien se define el cotejo, la locura se apodera de los muy pocos tucumanos presentes en Tres Arroyos, según relatos de sus propios protagonistas, en mayor parte por el elevado costo que les significó conseguir dicho logro, aunque también, por el valor real y concreto de tan honorífico laudo a nivel nacional y la alegría que estarían viviendo a la distancia millares de tucumanos.


IMAGEN RECURRENTE. Atlético inicia su vuelta olímpica ante el aplauso de pie de miles de espectadores. Una imagen recurrente ya que el decano se alzaría con 9 títulos consecutivos.

Tras algunos días de descanso gentileza del mismísimo gobernador presente allí, el plantel regresaría a Tucumán.
Relatan las crónicas de la época que en dichos festejos, hubo una sola camiseta, la de la provincia de Tucumán, la gente abarrotó las calles de tal manera que el colectivo que trasladaba a los jugadores del aeropuerto al club avanzaba a paso de hormiga.
El Jardín de la República viviría una de sus fiestas deportivas más memorables de la historia.


RECEPCIÓN. El plantel decano es recibido en Casa de Gobierno por el propio gobernador Celestino Gelsi, tras la obtención del título.

Con la Selección Argentina

Para festejar el título, se juega un partido contra la mismísima Selección Nacional Argentina el 25 de Febrero de ese año, partido que finaliza 2 a 2.
El partido se disputa en cancha de Huracán y tiene como dueño de las acciones en la primera etapa al combinado nacional, mientras que en el complemento al equipo tucumano, que, con pases cortos, sorprendió durante varios pasajes.
Señalaron los tantos en aquella oportunidad Ibarra Castillo y Álvarez -en contra-, para Atlético y Da­cuar­tí y Ca­llá pa­ra la Se­lec­ción Argentina.
El "decano" formó con Gar­cía; Bra­vo, Gi­nel; Ama­ya, Gra­ne­ros, Fer­nán­dez; Can­se­co, Te­je­ri­na, Mu­ñoz, Or­te­ga e Iba­rra Cas­ti­llo.
La Selección con: Tar­navsky; Na­va­rro, Et­che­ga­ray; Do­val, Gui­di, Va­rac­ka; Nar­die­llo, Abe­le­do, Ji­mé­nez, Ca­llá y Be­lén.
Dirigió el Sr. Bos­so­li­no.


HISTÓRICO. Fotografía de aquel histórico equipo, con don Roberto Santillán -3º de pie, desde la izquierda-, en la formación.

Calidad de exportación

Tras tan resonante título, practicamente los once jugadores serían vendidos al fútbol metropolitano –por citar algunos, Canseco a Argentinos Juniors, Amaya a Newells, Muñoz a Estudiantes de La Plata, Ortega a Lanús, Albrecht a San Lorenzo, Ginel sería integrado a la Selección Nacional e Iñigo a Banfield.


DE SELECCIÓN. Hugo Ginel -izquierda-, vistiría la camiseta de la Selección Argentina en las Olimpíadas de Roma en ese año, Rafael Albretch se convertiría en ícono y capitán, durante 6 años del representativo nacional.

Atlético, lejos de verse afectado por el masivo egreso de sus hombres más importantes escribiría otra página de gloria en su historia, sucede que aquellos jóvenes que tuvieron la difícil misión de cubrir los lugares vacíos, lo hicieron con tal heroísmo que alargaron la cadena de títulos Anuales por 4 años más (de 1960 al 64), cerrando así una época tan gloriosa como inolvidable en la que el club, en 8 años no solo había batido un record a nivel nacional, sino también había obtenido nada menos que 14 títulos oficiales, uno de ellos el más importante de toda su historia.

El Santos de Pelé pisa el Monumental

En Septiembre de 1962 se produce un hecho sin precedentes en el fútbol tucumano, el Santos FC con Edson Arantes Dos Nascimento "Pelé" como su máxima estrella, visita el Monumental.
Esto como parte de la gira mundial que dicho club realiza ese año.
El equipo brasileño llega por tren procedente de Mendoza y enfrenta al Combinado de la Federación Tucumana, integrado por varios jugadores de Atlético.
Aunque el resultado no es favorable, se vive una jornada inolvidable y de altísimo vuelo futbolístico.


¡ O REY !. Un muy joven Pelé, es fotografiado durante su gira con el Santos por la Argentina.

Una vuelta que jamás se dio

Nuestros abuelos siempre nos recuerdan una historia, que quedó grabada en sus memorias, no por un laudo sino por el dramatismo con que se vivió.
Un 13 de Junio de 1963, Atlético recibía a su clásico rival en el Monumental, en nada menos que la final del Torneo de Honor de la Federación.
Finalizada la primera etapa, el decano vencía por 3 a 1 con 2 tantos de Íñigo y otro de Herrera, pero en el complemento sucedería algo inesperado, en mitad del juego el dirigente Domingo Núñez de la Rosa ingresó al campo de juego y se fue en busca del árbitro con la firme intención de hablar con él.
Jorge Gartich, juez del encuentro, escuchó atentamente al directivo, tras lo cual se llevó las manos a la cabeza preocupando a todos.
Núñez de la Rosa acababa de informarle al árbitro, que en el sector de plateas había fallecido el padre de Raúl Villalba, jugador decano que se encontraba en el campo de juego en ese momento.
Diario La Gaceta, describe lo sucedido, en su crónica del día 14: "El futbolista fue rodeado por sus compañeros y los jugadores de San Martín, produciéndose una escena de honda emoción que llegó hasta las tribunas".
Con lágrimas, Villalba se retiró al vestuario, mientras por la voz del estadio se informaba del lamentable suceso.
Atlético finalmente venció 6 a 2, pero partido, el resultado y el laudo en sí quedaron en un segundo plano, jugadores e hinchas de ambos clubes acompañaron el féretro que llevaba los restos de Antonio Guillermo Villalba desde el José Fierro hasta Tafí Viejo en un gesto que jamás podrá ser olvidado.
Ambas camisetas se unieron en el dolor por primera vez en la historia, un hecho jamás vivido en la historia de los clásicos.

El complejo

Es en esta década además, que Atlético da otro paso importante en lo institucional, cede el terreno contiguo al estadio y consigue el predio donde hoy se encuentra el complejo.
Según trasciende, los terrenos se consiguen por gestión de la familia Hill, descendientes directos de aquellos dirigentes fundadores de la institución.
Es asi, como Atlético, traslada varias de aquellas disciplinas deportivas que se practicaban hasta ese entonces en la manzana contigua al estadio, al nuevo predio, que, con el tiempo, en reconocimiento a la labor desarrollada por el Ing. José Salmoiraghi, recibiría su nombre.


EL COMPLEJO. La imagen corresponde al complejo y sus socios, en los años en que comenzaba a utilizarse como predio anexo a las dependencias de 25 de Mayo y Chile.

Balance deportivo

En lo deportivo, Atlético suma al Campeonato Argentino de 1960, los Anuales de la Federación del 60, del 61, 62, 63 y 64 y el Honor del 63, el Clasificación del 67 y el Selección del 68.
A nombres como los de Raúl Villalba y otros, suceden los de Raúl "Tití" Campi, Miguel Santos Piazza y tantos otros, que la historia tampoco olvidaría.



Ir a página

SÍNTESIS12345678910111213141516
171819202122232425262728293031

ADEMÁS

PALMARES DE LA INSTITUCIÓN

PARTICIPACIONES

LOCALESREGIONALESNACIONALES

Enlaces relacionados:

SITIO DE LA GENTE ¡ Atlético Campeón de la República !
SITIO DE LA GENTE: Torneos disputados por Atlético
REVISTA DECANO: Historia del Nacional B (Heraldo Tejeda)
HISTORIA Y FÚTBOL: Nacional AFA 1975
DECAWEB: La verdadera historia decana
WIKIPEDIA: Atlético Tucumán, su historia
TARINGA: La historia del Club Atlético Tucumán
GOOGLE: Resultados cronológicos de Atlético Tucumán
25 DE MAYO Y CHILE: Historia de Atlético
REVISTA DECANO: Edición especial del Ascenso 2008-2009
EL CARDÓN: Tucumán, cuna de campeones


Clic aqui para regresar




Fecha y hora a confirmar por AFA
Árbitro: A designar - Estadio: Monumental José Fierro
Clic aqui para ver el fixtureClic aqui para ver tabla de posicionesClic aqui para ver tabla de promediosClic aqui para ver más




¡ CLIC AQUI PARA VER SERVICIOS !

¡ CLIC AQUI PARA CONOCER NUESTRO STAFF !




¡El “laucha” fue el mejor ante Ferro!

Cristian Lucchetti fue elegido mejor jugador del partido en Caballito, el “laucha” se alzó con el 22% de los votos, seguido por Gonzalo Bazán con el 14%, Diego Barrado con el 10% y Maximiliano Barreiro con el 4%. Durante esta semana, elija el mejor ante Independiente.


¿Quién fue el mejor jugador del partido ante Ferro?

Cristian Lucchetti
Bruno Bianchi
Edgardo Galíndez
Nicolás Romat
Matías Carabajal
Javier Malagueño
Luis Rodriguez
Julio Mozzo
Fabricio Lenci
Martín Morel
Guillermo Acosta
César Montiglio
Gastón Cuevas
Franco Canever

VER RESULTADOS



Este sitio se disfruta mucho más con la celeste y blanca y el escudo en el pecho.
(C) 2009, 2010 - NOA Digital desarrollos - Todos los derechos reservados.